“UNA RELACIÓN NO ME PARECE COMPLETA SI NO CONLLEVA UNA PARTE DE CORRESPONDENCIA” Amélie Nothomb

Muy a menudo recibo misivas en las cuales el destinatario ha olvidado o nunca supo que se dirigía a mí o a otra persona. Eso no son cartas. O bien escribo una carta a alguien y esa persona me envía una respuesta que no es una respuesta, no porque le haya hecho una pregunta, sino porque nada en sus opiniones indica que haya leído la mía. Eso no es una carta. Tener capacidad de interlocución no es algo que ocurra todos los días, es cierto; eso no quita que se puede aprender y que mucha gente ganaría haciéndolo.”

SLAVOJ ZIZEK reflexiona sobre la carta de amor

“En una carta de amor, el mismo fracaso del escritor para formular su declaración de una manera clara y real – sus vacilaciones, la naturaleza fragmentaria de la carta, etc.- puede ser en sí mismo una prueba (quizá sea la prueba necesaria y la única verdadera) de que el amor que se profesa es auténtico: aquí el mismo fracaso en exponer adecuadamente el mensaje es la muestra de autenticidad. Si el mensaje se expusiera con soltura solamente invitaría a la sospecha de que es parte de una aproximación calculada, o de que el escritor de hecho se ama a sí mismo, o al encanto de su escritura más de lo que ama a su amor”.

WordPress.com.

Subir ↑