Etiquetas

“El amor se abre a un riesgo muy grande, pero este riesgo es la medida del increíble valor que le damos a otra persona. Lo hacemos valioso porque necesitamos hacerlo, porque recibimos algo a cambio. El amor nos dice que las cosas nunca están bien con nosotros cuando estamos solos. No estamos hechos para estar solos, del mismo modo que tampoco estamos hechos para formar grupos grandes. Esto no significa que todo está automáticamente bien cuando estamos con otra persona. Pero cuando estamos con él o ella, sabemos que “algo está sucediendo”, como dicen. Estamos hechos para estar en relación con otra persona, alguien con quien “algo está pasando”, algo que nunca es definible pero que es una relación real, en el sentido estricto de la palabra. No estoy diciendo que todos, o siempre, estamos hechos para pasar toda nuestra vida con una y la misma persona. Es cierto, sin embargo, ese amor dice este “amor para siempre”. Prometemos amarnos los unos a los otros para siempre, pero a veces todo termina tres días después. Pero eso es parte del riesgo de este compromiso absoluto”.

Je t’aime un peu, beaucoup, passionnément, pas du tout. Petite conférence sur l’amour, Jean-Luc Nancy. 2008.

Vía

 

Anuncios