Etiquetas

 

“La artista realizó una performance en la Sala CM2 de Vitoria, titulada también Arrópame. Apareciendo desnuda implicaba al otro, en un acto participativo donde se significaba el vestido como condición de intersubjetividad, al mismo tiempo que se problematizaban los significados del desnudo femenino y su importancia simbólica en la tradición occidental del arte. Se plantearía la posibilidad de sustituir el “desnudo” por el “cuerpo despojado de ropa” que, aunque no escapa de las representaciones y no cabe el recurso de un cuerpo sin mediaciones e irreductible, sí al menos permite un cuerpo semióticamente más abierto a otras posibilidades de representación. Una subjetividad no articulada sobre la fijación de los límites de la corporeidad, sino en torno a su permanente movilidad y permeabilidad. Jugar a vestirse para desplazar la mera cuestión del cuerpo femenino como una forma enmarcada y controlada dentro de unos límites, con el fin de trazar líneas de comportamiento que tratan directamente el deseo, la representación visual y el cuerpo femenino, abierto a otros flujos: vegetalidad, (la artista realizó en 1994 un vestido uniendo multitud de eucaliptos); animalidad o flujos alimenticios, como en la obra titulada Para tener un cuerpo danone, que construyó con tapas de yogures. La artista no parece primar su propia experiencia corporal y emocional en mayor medida que su experiencia cultural y social. En este sentido, se advierte que el yo contemporáneo parece perder sustancia, se queda en los huesos como el cuerpo anoréxico que, en un intento suicida de representar con el propio cuerpo el “yo integral verdadero”, de hacer converger la forma y los límites exteriores del cuerpo con el adentro y la identidad, deviene nada.”

Extracto del texto Jugar a vestirse en un mar de objetos (de desecho) de Txaro Fontalba publicado en Zehar, Boletín de Arteleku, nº 38. Invierno 1998.

Más sobre Dolo Navas
www.dolonavas.com

Anuncios