Cuando se menciona la ciencia, se acude para demostrar apenas nada que nos pueda servir de utilidad sobre la sexualidad.

Y en esta secuela igualmente insulsa que el popular video First Kiss (Primer beso), todos parecen modelos, todo muy bien arreglado, el porcentaje correcto de chico y chica, chico con chico, chica con chica. Qué daño ha hecho la publicidad.


Vía

Anuncios