Etiquetas

, , , ,

poemas-de-almohada

Este exhaustivo estudio sobre el arte erótico japonés muestra una amplia selección de las mejores obras procedentes de colecciones públicas y privadas de todo el mundo. Se trata de las estampas japonesas llamadas ukiyo-e o “pinturas del mundo flotante”: grabados producidos en Japón entre los siglos XVII y XX, que comprenden sobre todo paisajes, escenas de teatro y escenas sexuales, estos últimos conocidos como shunga, o “imágenes de primavera”. Eran documentos de amplia difusión que representaban de modo explícito la vida sexual con el propósito de aleccionar, emocionar y entretener. También se destinaban como regalos habituales para las novias el día de su boda. Considerados un buen augurio, existía la creencia de que si un samurai tenía en su poder una de estas obras estaba a salvo de la muerte. Atesorar un ejemplar en casa era la mejor protección frente a los incendios domésticos.

El shunga no fue un género menor o secundario, como se pensaba hasta no hace mucho, sino que constituía al menos la mitad de la producción de todo el arte de ukiyo-e y era una parte importante de la producción de cualquier artista. Las mismas cualidades que se atribuyen a las mayores obras maestras del arte de ukiyo-e, es decir, la sutileza, la elegancia, el refinamiento y la composición están presentes también en estas imágenes de carácter sexual.

Edmond de Goncourt fue el primero que comenzó a coleccionar estas obras en occidente y publicó en 1891 la primera monografía sobre el artista japonés Utamaro. El interés de Goncourt permitió la recepción de los shunga en el mundo occidental y artistas como Aubrey Beardsley, Henri de Toulouse-Lautrec, Gustav Klimt, Auguste Rodin, Edgar Degas, Vincent Van Gogh, Paul Gauguin y Pablo Picasso fueron influenciados por las características formales de los grabados japoneses. Éste último contaba con una colección de hasta 61 estampas de artistas japoneses reconocidos, que le sirvieron de inspiración en la obra que realizó durante los últimos años de su vida.

En el período Art Nouveau la popularidad de los grabados japoneses se extendió. La más famosa de las obras Shunga es la representación de una mujer joven que es violada por un pulpo perteneciente al álbum “Pining for Love” de Hokusai.

pining for love hokusai

Algunas de las imágenes shunga ilustran cuentos famosos, otras presentan secuencias sexuales donde caben todas las edades, desde adolescentes vírgenes a parejas maduras casadas, así como todo tipo de actividades sexuales, ya sea la masturbación, sexo heterosexual, homosexual o en grupo.

La mayoría de los shunga fueron publicados en forma de libro, a diferencia de las láminas sueltas que dominaban el mercado de ukiyo-e, lo que permitió que las imágenes se pudieran trasladar y almacenar discretamente. Este es el caso del famoso álbum de Utamaro, “Poema de la almohada ” y de la obra de otros artistas como Hokusai, Harunobu, Kuniyoshi, Kyonobu, Sukenobu y Shuncho, de los que he seleccionado algunas imágenes. Constituye una de las cimas del arte erótico.

AN00275843_001_l AN00601082_001_l AN00601083_001_l AN00601084_001_l AN00601088_001_l AN00601090_001_l Lovers-From-The-Poem-Of-The-Pillow


vam5934_v1-1

2337009

rare-antique-color-shunga-ca-1880-by-toshinobu-ca1

tumblr_m6ctjeJWCH1rylyylo1_500

tumblr_mfyuzgueg51qzix81o1_5001

Poemas de la almohada y otras historias: por Utamaro, Hokusai, Ku Niyoshi y otros artistas del mundo flotante“. Gian Carlo Calza

Phaidon Press Limited, 2010.

Anuncios