Etiquetas

El título de la exposición El amor es más frío que el capital está tomado prestado de la obra de teatro del mismo nombre de René Pollesch, un autor que trata temas como es la explotación neoliberal de lo privado en aras de los intereses económicos. También se inspira en el primer largometraje de Rainer Werner Fassbinder Love Is Colder than Death, de 1969, que plantea un melodrama en el que tres personajes se ven inmersos en una relación de sexo y poder, en donde el dinero desencadena pasiones, crímenes, traiciones o incluso la posibilidad del amor.

Esta exposición es sobre la emoción y la pasión ficcional del dinero (Alain Badiou). En el capitalismo emocional se diluyen las fronteras entre una vida pública no emocional y una vida privada saturada de emociones. El yo interior se hace público. La preocupación por las emociones y por las técnicas para gestionar las emociones, alcanza al mundo empresarial. Existe una necesidad de encontrar nuevas maneras de gestión de la empresa para sistematizar y racionalizar el sistema productivo, involucrando la parte emocional de los trabajadores. De este modo las relaciones de poder en la empresa se suavizan, se flexibilizan, pero no se cuestionan. La vida emocional aparece invadida por criterios empresariales que tienen que ver con el dinero y la terminología de lo económico: ganancia-pérdida, medios-fines. Las emociones se transforman en objeto de cálculo y negociación. Este discurso psicológico-terapéutico tiene como función una nueva clasificación y jerarquización social que nos divide en competentes e incompetentes sociales (y emocionales).

 

Obras de: Obras de Neil Beloufa, Minerva Cuevas, Mariechen Danz, Isa Genzken, Hans Haacke, Keith Haring, Teresa Margolles, Ken Okiishi, Julika Rudelius, Yorgos Sapountzis, Cindy Sherman, Andreas Siekmann, Dirk Stewen, Pascale Marthine Tayou, Rosemarie Trockel, Cathy Wilkes. Imágenes vía: www.contemporaryartdaily.com www.kunsthaus-bregenz.at/ehtml/ewelcome00.htm

Anuncios