Etiquetas

,

duane13

“Esta fotografía es mi prueba. Existió aquella tarde, cuando las cosas aún iban bien entre nosotros, y ella me abrazaba, y éramos tan felices. Ocurrió realmente, ella me amó, ¡Mira, ve por tí mismo!”. Duane Michals

La fotografía se enlaza con el amor, la muerte, la memoria y el tiempo de la pérdida. La herida de lo ausente en la memoria, la ausencia presente de lo amado. Se demanda a la fotografía ser una prueba, un certificado de lo verdadero o al menos de lo que una vez sucedió. Y arrastra a su vez la sospecha de la imposibilidad de cualquier certeza.

Roland Barthes reflexiona en “La cámara lúcida”: La fotografía lleva siempre su referente consigo, estando marcados ambos por la misma inmovilidad amorosa fúnebre: están pegados el uno al otro, miembro a miembro, como el condenado encadenado a un cadáver en ciertos suplicios; o también como esas parejas de peces (los tiburones, creo) que navegan juntos, como unidos por un coito eterno“.

Anuncios