Etiquetas

,

Escultura-instalación homenaje a la Tierra.

La obra consta de un primer estrato o capa de periódicos, 330 bloques de barro y 72 cristales colocados de forma aleatoria. Abarca una superficie total de 24 m2.

“Es una pieza simbólica, un poema de amor a la Tierra y a la vez una forma de pedirle ayuda a través de un ritual que compara visual y metafóricamente el barro oscuro y amorfo con los cristales transparentes y molecularmente estructurados”, explica Joana Cera.

Invocación, ritual, pureza. El vídeo muestra el montaje de la obra y completa su significado.

Anuncios