Etiquetas

, , ,

Traigo al taller la historia de Flint y Flo que sustenta la idea del fuerte vínculo entre madre e hijo como el ámbito originario del amor.

“Si muere la madre, los hijos menores de tres años, que dependen principalmente todavía de la leche, no pueden sobrevivir de forma natural. Pero también jóvenes, que son independientes por lo que respecta al alimento, pueden quedar tan abatidos que pierdan la fuerza de vivir y mueran. Flint, por ejemplo, tenía ocho años y medio cuando murió la vieja Flo, y habría tenido que estar en situación de arreglárselas por sí mismo… Todo su mundo había girado en torno a Flo y sin ella la vida era vacía y sin sentido. Nunca olvidaré cómo vi a Flint, tres días después de la muerte de Flo, subir a un árbol alto a orillas del río. Anduvo por una de las ramas, se paró, permaneció allí inmóvil mirando un nido vacío. Tras dos minutos se apartó y volvió a bajar con los movimientos de un viejo, anduvo un par de pasos, se tumbó y se quedó mirando con los ojos abiertos al vacío. El nido lo habían compartido él y Flo poco antes de su muerte… Flint se volvió progresivamente letárgico, rechazaba la mayor parte de la comida y, cuando su sistema inmune se debilitó por ello, enfermó. La última vez que lo vi con vida tenía los ojos hundidos, estaba demacrado y completamente deprimido, acurrucado en el matorral, cerca del lugar donde había muerto Flo… Su última y corta excursión, en la que hubo de pararse cada dos pasos y descansar, le llevó exactamente al sitio en el que había reposado el cadáver de Flo. Allí permaneció varias horas, mirando siempre fijamente al agua. Después se arrastró como pudo un trozo más allá, se hizo un ovillo, y nunca más volvió a moverse”.

Amor. Un sentimiento desordenado” Richard David Precht

También en vídeo:

———————————————————————————————————————

Esta historia sobre el intenso lazo de unión entre madres e hijos en los vertebrados superiores, la cuenta Jane Goodall en “A través de la ventana. Treinta años estudiando a los chimpancés”.

Anuncios